El ÓXIDO DE GRAFENO facilita la limpieza de materiales radioactivos del agua

por | Ene 15, 2014 | Noticias | 0 Comentarios

El óxido de grafeno tiene una notable capacidad para eliminar rápidamente el material radiactivo del agua contaminada, según han descubierto investigadores de la Universidad de Rice y la Universidad Lomonosov de Moscú.

Del laboratorio químico de Rice, James Tour y del laboratorio químico de Moscú de Stepan Kalmykov determinaron que las escamas microscópicas, de un átomo de espesor de óxido de grafeno se unen rápidamente a los radionucleidos naturales y artificiales y se condensan en sólidos. Las escamas resultantes son solubles en líquidos y pueden ser fácilmente producidos en masa.

El descubrimiento puede ser de gran ayuda en la limpieza de lugares contaminados como la planta nuclear de Fukushima que fue dañada por el terremoto y el tsunami de 2011. También podría reducir los costes del “fracking” hidráulico para la búsqueda de petróleo y gas y así impulsar la minería.

La gran superficie del óxido de grafeno define su capacidad para adsorber toxinas, dijo Kalmykov. “Lo que es sorprendente es la cinética de absorción, que es muy rápida.”

La velocidad de absorción fue el objeto de experimentos por el grupo Kalmykov. El laboratorio hizo pruebas de óxido de grafeno sintetizado en el Rice con desechos nucleares simulados que contienen uranio, plutonio y sustancias como el sodio y el calcio que podría afectar negativamente a su absorción. Aun así, óxido de grafeno resultó ser mucho mejor que las arcillas de bentonita y carbón activado granulado comúnmente utilizado en la limpieza nuclear.

El óxido de grafeno se añadió a los residuos simulados coaguló en pocos minutos, aglutinando con rapidez las peores toxinas, dijo Kalmykov. El proceso funcionó a través de una gama de valores de pH. Según los investigadores, la captura de los radionucleidos no los hace menos radiactivos, pero sí mucho más fáciles de manejar. Además, con las cualidades biodegradables de óxido de grafeno y su bajo coste, deben hacerlo apropiado para su uso en barreras reactivas permeables, una tecnología relativamente nueva para limpiar in situ las aguas subterráneas.

– Ver publicación en la web de la Royal Society of Chemistry: http://pubs.rsc.org/en/Content/ArticleLanding/2013/CP/C2CP44593J#!divAbstract

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *