GRAFENO: sensores moleculares

por | Nov 13, 2014 | Aplicaciones comerciales | 0 Comentarios

Los sensores moleculares basados en GRAFENO pueden y deben cambiar el curso de la historia.

Estamos inmersos en muchos problemas medioambientales en todos los lugares del planeta, la industrialización, el ineficiente modelo energético y el consumismo instaurado en todo tipo de sociedades y culturas, nos ha llevado a que la calidad del aire respirado en todo el mundo haya bajado peligrosamente.

Pronto se cumple el 64 aniversario del “gran smog” de Londres, un acontecimiento ambiental que jamás debería olvidar el ser humanó, en el que sólo en 4 días, del viernes 5 al martes 9 de diciembre de 1952, murieron cerca de 12.000 personas y más de 100.000 enfermaron por las condiciones medioambientales que se dieron. La masificación de la quema de carbón, junto unos días seguidos de frío y un anticiclón muy estable propiciaron la ausencia mínima de viento, provocando la masiva intoxicación de miles de londinenses.

Un grupo de investigadores liderados por el profesor LING ZANG de la universidad de Utah, demuestra que sensores moleculares basados en GRAFENO pueden detectar moléculas de todo tipo, en este caso usaron como objetivo buscar distintas partículas de explosivos y productos químicos como el gas sarín o el cloro, los resultados aparte de ser satisfactorios en la detección son extremadamente rápidos en el prototipo creado.

Este nuevo dispositivo utiliza dos electrodos con una capa microscópica de nanotubos de carbono (GRAFENO enrollado). Al material se le mide un patrón de conductancia eléctrica entre electrodos en ausencia de impurezas y al exponerlo a cualquier molécula ésta “contamina” de una forma concreta la conductividad del sensor, dando la posibilidad de descifrar cual es la materia detectada en cuestión de segundos.

Este nuevo tipo de sensores promete traer todo tipo de gadgets que miden las ppm (partículas por millón) del aire y del agua previniéndonos en tiempo real de los posibles virus o bacterias amenazantes en nuestro entorno.

Las aplicaciones militares y de seguridad parecen los primeros campos donde aplicarse, pero donde puede tener mayor relevancia es en el control de la contaminación de la propia industria, sabremos mucho mas sobre quién contamina y con qué, los lugares y ambientes hostiles    para nuestro sistema respiratorio se verán localizados e irán a la ruina, todas las personas demandarán aire limpio en sus ciudades, si no quedarán vacías como Londres en el “gran smog” de 1952.

La ciencia no a hecho más que arañar lo que será la tecnología del futuro, pero queda claro que sensores basados en GRAFENO dejan atrás la ficción y empiezan a ser realidad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *