Grafeno: REVOLUCIÓN INDUSTRIAL INVISIBLE

por | Dic 16, 2015 | Finanzas | 0 Comentarios

Si la revolución significa una transformación radical sobre el pasado inmediato, vemos en las amplias propiedades del grafeno el cambio industrial más importante que llevará al ser humano a adoptar la implementación de la mágica malla atómica a todos los campos industriales.

Cuál o dónde será el mayor cambio que traerá su uso? Es muy difícil saberlo y todo son conjeturas hacia su aplicación, pero no tenemos la más mínima duda que el grafeno está aquí para quedarse.

Recientemente su alta resistencia mecánica molecular se ha probado para proteger los cascos de todo tipo de barcos y los resultados han sido asombrosos, con una resistencia a la rotura superior al 40% de los polímeros actuales y con una transparencia del 95% esta resina reciclable de tan solo 0,8 micras de rugosidad y 200 veces más fina que cualquiera de las mejores pinturas navales promete revolucionar la aplicación de las mismas.

El nuevo nanocomposite creado por la escuela técnica superior de ingeniería naval y oceánica de la Universidad Politécnica de Cartagena es aplicable a todo el sector aeronáutico.

El mercado de los sensores se vera atropellado por los nuevos biosensores moleculares basados en grafeno con unas capacidades electroquímicas capaces de ser sensibles a pequeñísimas partículas por millón P.P.M y una sensibilidad a la luz con posibilidades de captar la radiación infrarroja de una forma barata y sencilla por lo que han sugerido en un nuevo estudio del M.I.T .

Que el presidente chino visitara hace pocas semanas el (NGI) National Graphene Institute tampoco nos parece una casualidad, el gigante chino Huawei “ya” a presentado los primeros prototipos de teléfonos móviles con una capacidad de carga energética nunca vistas antes, ¿5 minutos para cargar una batería que dará 10 horas de autonomía es o no es una revolución?

Hace pocos días el Instituto de Materiales Aeronáuticos de Pekín, el (BIAM), anunciaba la estratégica colaboración industrial con los científicos de Manchester para la implementación del grafeno en multitud de piezas en los aviones, a la vez que presentaba al mundo el International Graphene Centre.

El mundo del motor sigue muy de cerca todas estas noticias, las baterías de grafeno no solo permitirán la carga rápida, será posible almacenar hasta 10 veces más de energía en el mismo espacio poniendo patas arriba todo el sector energético, el powerwall de tesla que va encaminado a que no se pierda energía de forma innecesaria y las energías renovables podrían llegar a ser super eficientes en su entrega de energía, inmensas cantidades provenientes de la solar y eólica se podrían almacenar para su utilización cuando no haya ni sol ni viento abriendo una posibilidad real al cambio energético tan esperado en un momento en el que se hace imposible respirar por la polución en las capitales más importantes del mundo.

La masificación del grafeno esta en ciernes, distintos laboratorios han constatado la posibilidad de crear distintos tamaños y formatos de todo tipo de materiales y composites con la aplicación del material atómico.

Una empresa italiana ya ha hecho realidad un producto final donde la gran estabilidad mecánica molecular y su gestión del calor ya se aplica a las ruedas que proporcionan una rodadura más eficiente y hacer que el pinchazo sea más difícil.

La formula 1 debería de valer como trampolín comercial para muchos de estos productos como reforzar la fibra de carbono, frenos, ruedas y mejores conexiones (telemetría) sin añadir peso.

¿Será posible un mundo mejor con la aplicación del grafeno? Todo parece indicar que sí, si el material logra la sustitución de materiales finitos por materiales basados en carbono, gracias a la técnica habremos dado un paso de gigante para un mundo mejor para nuestros hijos en el futuro, la contaminación ambiental y la acústica de las grandes ciudades entrarían en un retorno irremediable a su limpieza y silencio, dos elementos indispensables para la calidad de vida.

El grafeno es invisible a los ojos humanos pero la revolución industrial que traerá no dejará indiferente a nadie.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *