GRAFENO: revolución energética

por | Nov 27, 2014 | Aplicaciones comerciales | 0 Comentarios

El GRAFENO puede tener la llave de una revolución energética: la de la producción, transmisión y almacenamiento energético supereficiente en el futuro.

El “fracking” es el sistema más ineficiente del planeta, el cual se basa en contaminar todos los acuíferos subterráneos donde se aplica, para conseguir unas migajas de energía del subsuelo a costa de la salud de todos los seres vivos del planeta. El “fracking” tiene los días contados como modelo energético a seguir, no hay más.

Los objetivos planteados por la administración OBAMA en el tema de las energías renovables cuyo horizonte está en el año 2025, hablan de poder generar el 25% de energía consumida por el gigante americano de forma ecológica, mayoritariamente a través de la energía solar y eólica. Nos parece un plan muy ambicioso teniendo en cuenta que EEUU actualmente es líder ensuciando el planeta.

 

NIKOLA TESLA tenía la convicción de que su inigualable conocimiento sobre la transmisión inalámbrica de energia traería la posibilidad de tejer una gran red intercontinental de transmisión de energía eficiente y barata.

Tesla Motors, una compañía de coches eléctricos totalmente innovadora, cuyo nombre suponemos está inspirado en el gran físico, parece tener controlado dos de los tres requisitos indispensables para hacer realidad un mundo eficiente energéticamente. Tesla puede ser un jugador aventajado industrialmente en la capacidad de almacenamiento y control de transmisión de energía sin cables y ultra rápidas.

La producción, transmisión y el almacenamiento energético son los pilares de lo que creemos que debe ser una fuente de energía sostenible y eficiente, el GRAFENO ya a demostrado que es primordial para el futuro energético, pues domina los tres puntos cruciales para el futuro energético.

 

Producción: si bien el GRAFENO es capaz de que las sucias chimeneas de las centrales térmicas contaminen menos o que sus características de impermeabilidad atómica consiguen  que las centrales nucleares sean más seguras para evitar la radiación en el futuro, es el campo de la energía solar el que será el epicentro de la investigación de las posibilidades de producción de energía del material atómico, cruzando fronteras de conocimiento y abriendo puertas a crear nuevas formas de producir energía totalmente desconocidas hasta ahora.

 

Transmisión: la gran malla de alta tensión con millones de kilómetros que cubre el planeta de norte a sur y de este a oeste en todos los países del mundo, será remplazada por materiales superconductores que darán la posibilidad de producir energía en lugares remotos donde se consume gracias a la poca o nula resistencia eléctrica que aportarán los nuevos materiales a la conductancia eléctrica.

Las posibilidad de crear verdaderas autopistas energéticas hipereficientes tiene la puerta abierta, muchos proyectos del pasado como instalar paneles solares en los desiertos, tendrían un impacto descomunal, distintos estudios sugieren que si el 1% del Sahara fuera cubierto por paneles solares bastaría para alimentar nuestro voraz apetito energético mundial, la transmisión eléctrica es o será un factor clave para todo tipo de proyectos faraónicos como éste.

Almacenamiento: el almacenamiento energético traerá el mayor auge nunca visto de las energías renovables, la inmensa cantidad de energía que se pierde por no poder almacenarla de forma forma eficiente como la solar o la eólica es demasiado alta para su propia sostenibilidad, un almacenamiento eficiente de energía traerá la posibilidad de entregas de energía a la carta, sin que se pierda nada de lo captado de forma correcta, ecológica y sostenible.

La revolución energética vendrá de la mano de empresas como Tesla Motors, que no sólo se preocupa de la rentabilidad empresarial, sino que gracias a un modelo sostenible basado en el control de la técnica pondrá en jaque a todos los sectores más importantes y superará en todos los ámbitos a lo que hoy conocemos como industria.

 

El GRAFENO traerá una revolución energética sin precedentes en la historia, el control total sobre sus propiedades (requeridas en los puntos mencionados para hacer los materiales o productos con características excepcionales) será transcendental para un nuevo modelo energético e industrial.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *