GRAFENO: plásticos inteligentes

por | Nov 9, 2014 | Aplicaciones comerciales | 0 Comentarios

En un trabajo conjunto entre ALEXADER BALADIN (UCLA) y KONSTANTIN NOVOSELOV (MANCHESTER), demuestran que añadiendo copos de GRAFENO al PET éste tiene una conductividad térmica similar a la del hierro y a la del plomo, cercana a la del silicio.

El tereftalato de polietileno conocido como (PET) fue producido por primera vez por los científicos británicos WHINFIELD y DICKSON en 1941. La patente cubría una invención de polímero para la fabricación de fibras y fue a mediados de los 40 cuando su uso industrial se extendió como fibra, aunque no fue hasta mediados de los años 50 cuando su aplicación en forma de film para envasar alimentos se impuso en el mercado. A partir de 1976 su uso se masificó para todo tipo de envases rígidos y actualmente, gracias a sus propiedades es el material más usado para la industria agro alimentaria.

El uso de polímeros ha traído grandes avances en todo tipo de industrias, las distintas clases de polímeros y sus variables se usan prácticamente en todos los sectores desarrollando sus distintas virtudes, entre otros productos se utiliza en todo tipo de aislantes, juguetes, parachoques, ropa térmica,  todo tipo de envases de comida o bebida y compuestos ultraresistentes …

Las posibilidades de la aplicación de GRAFENO en distintos polímeros, con distintas propiedades, en todo un abanico de usos industriales, tal vez sea una de las noticias más trascendentales que ha salido sobre el material.

La aplicación del GRAFENO a este nuevo compuesto aumenta por 600 su conductancia térmica abriendo la puerta a la electrónica sobre sustratos plásticos cotidianos, algo impensable hasta ahora por las bajas posibilidades del material a la disipación de calor, un requisito esencial.

Todo tipo de transistores podrían ser fabricados sobre plásticos, empezando a sustituir al silicio poco a poco en su uso, las posibilidades de hacer paneles solares low-cost superligeros basados en polímeros y GRAFENO está aqui.

El GRAFENO no deja de darnos sorpresas científicas que traerán consecuencias impensables, pero la capacidad de fabricar “plásticos inteligentes” que interactúan en todo tipo de condiciones y situaciones traerán una revolución en la industria de los polímeros.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *