Por fin podemos decir que, gracias a los científicos de todo el mundo, el Grafeno dominará todas las facetas clave y los requerimientos técnicos más exigentes para su aplicación en masa en los dispositivos del futuro.

No hay otro camino, para la máxima eficiencia hace falta lo mejor, y hoy por hoy el grafeno y su estudio son el epicentro del conocimiento de las mentes más privilegiadas del planeta.

Un teléfono 100% basado en carbono? ¿Y porque no? Empecemos por el exterior, las quebradizas y caras pantallas actuales de ITO (óxido de indio y estaño) serán remplazadas por vanguardistas pantallas de grafeno y nano hilos de plata, estas además de poder doblarse y ser mucho más baratas que las actuales, podrán aguantar sin resquebrajarse las caídas y golpes cotidianos a los que se someten los teléfonos de todo el mundo. La Unión de la plata con el grafeno, ambos excelentes conductores de la electricidad, hará que todas las pantallas de todo tipo consuman una fracción de energía que las actuales.

Las carcasas de aluminio de los mejores móviles serán reemplazadas por distintos polímeros basados en grafeno, con una fortaleza mecánica y ligereza que nada tiene que ver con las actuales en el mercado. Las todopoderosas Boeing y Airbus junto a distintos laboratorios de grafeno, hace tiempo que trabajan con compuestos futuristas para sustituir al aluminio, la fibra de carbono reforzada con grafeno es la apuesta más innovadora del momento, la adopción de estos componentes a los móviles las veremos muy pronto.

Si accedemos al interior del teléfono del futuro, veremos que los materiales que venía usando la industria han dejado paso a compuestos nano tecnológicos con propiedades disruptivas, el transistor de grafeno sustituirá al de silicio, la madura industria del componente más importante para la electrónica sucumbirá a las mágicas propiedades del grafeno, los dispositivos fotónicos y cuánticos prevalecerán en la industria de los chips en el futuro.

La aplicación del grafeno y otros materiales bidimensionales a las baterías pondrá en jaque a la industria del litio, distintos problemas físicos limitan la capacidad de almacenar más energía, así como la carga rápida de las baterías actuales, problemas que ya han sido solventados por distintos laboratorios con la adopción de materiales de dos dimensiones, los teléfonos que se cargan en segundos y duran mucho tiempo están en ciernes.

Las cámaras de los móviles del futuro no solo valdrán para sacar fotos, nos harán ver en la oscuridad, podrán ser térmicas si lo queremos y la arquitectura atómica de sus lentes capacitará captar la luz como los mejores fotógrafos para las mejores fotos.

Distintos prototipos de altavoces basados en grafeno ya han demostrado que pueden emitir sonido sin vibrar, la miniaturización de componentes clave como los altavoces traerá dispositivos revolucionarios en sus formas y conceptos.

Las antenas de grafeno trabajarán en la banda de Tera hercios y permitirá a nuestros móviles la transferencia de datos a velocidades cósmicas.

Todas y cada una de las virtudes del grafeno habladas en la noticia ya son realidad, cada vez estamos más cerca de lograr ensamblar todos estos componentes en un mismo teléfono, por eso, podemos afirmar que el futuro del móvil y de las telecomunicaciones pasa irremediablemente por la aplicación del grafeno, así como otros materiales bidimensionales para la máxima eficiencia.

¡Compártelo!

¿Te ha gustado este artículo? ¡Ayúdanos a dar a conocer el potencial del grafeno compartiéndolo con tus amigos!