El Grafeno ha dado una sorpresa cuántica

por | Sep 14, 2012 | Curiosidades | 0 Comentarios

El Grafeno se ha convertido en una especie de material estrella para los científicos, a diario, se le encuentra alguna nueva aplicación y en el mismo sentido miles de laboratorios a nivel mundial se encuentran trabajando con el Grafeno buscando aplicaciones prácticas, nuevas propiedades y patentes rentables.

Esta semana un equipo de físicos de EE.UU. de la Universidad de Harvard y del Instituto Max-Planck de Física del estado sólido en Alemania liderados por el Dr. Amir Yacoby han descubierto una nueva característica del grafeno, el hallazgo lo han llamado el “Efecto Hall cuántico fraccionario” (FQHE, por fractional quantum Hall effect), dicen que este descubrimiento podría ayudar a desarrollar los ordenadores cuánticos en el futuro.

El trabajo de investigación que fue publicado en la última edición de Science, se basó en un transistor de un solo electrón (SET, por single-electron transistor). El dispositivo se utilizó como si fuese un sensor capaz de determinar las brechas de energía que se produjeron en el material. Además de producir el mencionado FQHE, las interacciones fuertes suelen provocar importantes fenómenos colectivos, tales como la superconductividad, la superfluidez y el magnetismo.

Como imaginarás el “Efecto Hall cuántico fraccionario” (FQHE) no es fácil de comprender – a menos que tengas sólidos conocimientos científicos- pero para explicarlos en términos sencillos el efecto tiene lugar cuando los portadores de carga que son básicamente electrones se encuentran confinados en un espacio de 2 dimensiones y son atravesados perpendicularmente a lo largo del eje Z por un campo magnético. El grafeno es una retícula bidimensional de átomos, por lo que era un buen candidato para buscar en él este efecto. Cuando se induce una corriente a lo largo del eje X de esta malla, aparece una tensión -denominada tensión de Hall- en la dirección Y, a temperaturas bajas, dicha tensión se cuantifica en estados Hall.

El FQHE difiere del efecto Hall cuántico entero más conocido. Aparece como resultado de las interacciones fuertes que se producen entre los electrones, provocando que estos portadores de carga se comportan como cuasi-partículas, con una carga que es una fracción de la de un electrón. Estas cuasi-partículas de carga fraccionada son las responsables del FQHE y, posiblemente, una característica muy útil para el desarrollo de futuros ordenadores cuánticos.

Via: http://nanotechweb.org/cws/article/tech/50821

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *