GRAFENO: energía del siglo XXI

por | Mar 27, 2015 | Noticias | 0 Comentarios

La energía es el campo industrial que más cambiará el GRAFENO, las posibilidades del material atómico revolucionará todas las formas de crear energía, desde la térmica a la nuclear, hidroelectrica, de ciclo-combinado, solar o geotérmica, siendo trascendental en la eólica, en futuras  baterías y pilas de combustible.

Gracias al GRAFENO y sus mágicas propiedades se vislumbra un nuevo panorama energético mundial.

La gestión del calor y su fortaleza serán fundamentales para todo tipo de elementos dentro de las centrales térmicas, en los tanques de contención de vapor, turbinas, condensadores, transformadores o torres de refrigeración, en todo estará presente el GRAFENO.

En las centrales nucleares el control atómico del GRAFENO servirá para un mayor control de la propia radioactividad mediante sensores ultrasensibles, las vasijas nucleares y la estructura serán indestructibles y herméticas al exterior dotando de seguridad a todos los recintos.

La confirmación de que el óxido de GRAFENO puede hacer masa con los isotopos radioactivos en el agua hará que todas las centrales nucleares del mundo tomen medidas de seguridad en beneficio del medio ambiente.

En la energía hidráulica el GRAFENO no sólo estará presente en los muros de las presas y turbinas, sino que se crearán nuevas formas de energía, el GRAFENO ya a demostrado en los laboratorios que el agua genera energía cuando roza su superficie.

Las centrales de ciclo-combinado serán mucho más eficientes en cuanto al control de gases y aprovechamiento de calor residual para generar más energía.

En energía solar el GRAFENO será el material más usado para todo tipo de paneles y receptores solares, su finura, flexibilidad, transparencia y fortaleza mecánica lo hacen ideal para la adaptación de la energía solar a la vida cotidiana en todo tipo de productos.

En el GRAFENO cada fotón tiene la capacidad de excitar varios electrones, lo cual es determinante para hacer productos solares eficientes.

La energía geotérmica gracias a las propiedades conductoras del GRAFENO podrá gestionar el calor de una forma más inteligente creando nuevos conceptos y posibilidades energéticas.

El GRAFENO en la energía eólica valdrá para que los aerogeneradores puedan funcionar con una suave brisa y sus aspas se verán reforzadas con el material otorgándoles mayor resistencia a las inclemencias meteorológicas además de no permitir su congelación.

Las turbinas magnéticas soñadas por los ingenieros eólicos podrán hacerse realidad con el GRAFENO.

La pila de combustible basada en GRAFENO para el aprovechamiento del hidrógeno como materia prima para alimentar la reacción electroquímica es la panacea energética, distintos laboratorios mundiales han demostrado la posibilidad de usar la membrana atómica de GRAFENO para aislar hidrógeno del medio ambiente de forma eficiente.

El GRAFENO conquistara la energía del siglo XXI.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *